ENVÍO GRATUITO A TODO CHILE POR COMPRAS SUPERIORES A $59.990

El cérvido que sostiene el escudo nacional chileno seguía sorteando las amenazas que le han puesto en peligro de extinción. Nuevos registros confirman su presencia en diversos lugares en los que poco se les veía. La población de huemules en Chile se niega a desaparecer.

Gracias a las cámaras trampas colocadas por los guardaparques en diversos territorios del Parque Nacional Lauca y en Arica y Parinacota, zonas no protegidas que se encuentran entre los 2.500 y los 4.200 metros de altitud, se ha logrado efectuar un nuevo registro poblacional de huemules, también conocidos como ciervos andinos.

Este aumento en el número de individuos, según explica director del Conaf, se debió a que los animales están menos expuestos a la intervención del hombre desde el confinamiento por el covid-19 y también por la llegada de la época del apareamiento.

Las imágenes capturadas por un equipo de trabajo confirmaron la presencia de huemules en la cuenca del río Puelo, en la región de los Lagos, al sur de Chile. Después de 1.500 días de muestreos detectaron entre 17 y 22 individuos, entre machos, hembras, crías y juveniles, en un área de aproximadamente 3.500 hectáreas.

Al igual que muchos otros animales, este cuadrúpedo que habita la Patagonia chilena y argentina, está al borde de la extinción gracias a la degradación de su hábitat y la caza indiscriminada. Pero afortunadamente, se ha estado trabajando en aras de su conservación.